Estrella Bello Fernández, 2º Premio Searus-1985


ESTRELLA BELLO FERNÁNDEZ

Nota Biográfica

          ESTRELLA BELLO FERNÁNDEZ, nace en Orense en enero de 1942. Ya desde muy joven, empieza a despertarse su inclinación por la poesía. Estudia magisterio y se traslada a Sevilla donde ejerce de profesora de primaria desde hace años. Está casada y es madre de dos hijas. Ha dado recitales en Sevilla y otras ciudades; ha colaborado en numerosas revistas especializadas y en programas de radio. Ha publicado varios libros de poesía: Añoranza, Escrito sobre el viento de la noche, Viaje a la noche y El sabor de la lluvia. Entre los premios que ha recibido cabe destacar los siguientes: 2º premio “Noches del Baratillo” (1979), Flor de Plata en los “VI Juegos Florales de Andalucía” (1983), 1º pemio en los “Juegos de Otoño de Málaga (1984), 2º Premio “Searus” (1985), 1º premio “Noches del Baratillo” (1988), 1º premio “Barro” (1988) y, recientemente, 1º premio “Carmen Conde” (Grupo Aldea, 2002).


Reseña biográfica tomada de la Antología 25 años de Poesía Searus, 2002



Obra: “Y ESCUCHARÉ TU VOZ EN LAS ESTRELLAS”
2º Premio, VIII Certamen de Poesía Searus, 1985


AMAR

AMAR:
sentir el alma reflejada
en el albor de otras pupilas.

Medir
la dulce caracola
del mar de tu cintura.

Llenar
tu voz hecha sonrisa
en una copa plena de dulzura.

Sentir
tu cuerpo hecho bengala
al filo del rocío de mis besos.

Querer
unir la noche inmersa
al alba soñadora de tus ojos.

Amar:
sufrir, querer, vivir…
Deja el alma en blanco
en otra dimensión desconocida.

Amar:
Será morir al filo de tu abrazo
Dormida bajo el sol de tus caricias.


Y ESCUCHARÉ TU VOZ EN LAS ESTRELLAS

En la flor enigmática
de tu piel, amor mío,
soñé alcanzar las cumbres,
las cúpulas celestes,
donde peinan los astros
su ardiente y nebulosa cabellera.

Qué sublime escalada
traspasando tu piel
embriagada la luna.
Cómo herías la sombra
Persiguiendo celajes
en la mística aurora
alfombrada de luz.

La tierra palpitaba en el espacio
Sedienta de pasión y de universo.

Arrecife de nubes y de alas,
música en eclosión de primaveras,
por un mar salpicado de galaxias
eternamente azules,
persigo el horizonte de tu imagen.

Te sueño en cada estrella
perdida en los albores
del cosmos.

Te siento en cada llama
que surca los espacios,
velocísimo
cometa enamorado,
que atraviesas las auras de la noche
rendido de nostalgia y de belleza.

Contigo se desborda la ternura,
florece la esperanza en cada brote
de agua remansada de paz.

Y así, calladamente,
palpando en cada soplo el infinito,
reverbero de amor,
centelleo de brisas y de espumas,
ciñéndome a tu abrazo luminoso,
escucharé tu voz en las estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario