SDAD. COOP. ANDALUZA LAS NIEVES, de Los Palacios y Villafranca.

Si realizamos un breve repaso a los 48 años de vida de la Cooperativa Nuestra Señora de Las Nieves, tendremos claro los méritos que han animado a la Junta concederle la Bandera de Andalucía a nivel Provincial. No cabe ninguna duda que la referida distinción ha sido otorgada por la labor y esfuerzo de los socios-agricultores y trabajadores que desde su fundación y a lo largo de los años han sabido iniciar, impulsar, mantener, potenciar, diversificar y proyectar hacia el futuro la Asociación de agricultores (Cooperativa) de Los Palacios y Villafranca. 

Es un orgullo para todo el pueblo el reconocimiento que se le hace a la Cooperativa, a la empresa que ha contribuido a mejorar las condiciones y nivel de vida de los hombres y mujeres de nuestra tierra, defendiendo los intereses de los agricultores, generando riqueza, puestos de trabajo y actuando de motor catalizador del nacimiento de cierto tejido empresarial relacionado con la comercialización de los productos agrícolas de Los Palacios y Villafranca.

En la foto, de 1977, se observa la cola que se formaba en la Cooperativa. No tenemos muy claro si la de la foto era para pesar la carga de uvas de lagar o de uvas de plaza. Porque hubo una época en la que las uvas se cortaban y se ponían en cajas de madera, para posteriormente ser "asentadas” y preparadas en cajas de diez kilos, en las instalaciones de la Cooperativa; con el tiempo, se comenzó a cortar las uvas y "asentarlas" directamente en las cajas, en el campo.

Con el nombre de Grupo Sindical de Colonización nº 2508 “Ntra. Sra. de las Nieves” Comercialización e Industrialización de Productos Agrícolas y sus derivados, se ha constituido en el seno de la Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos de Los Palacios y Villafranca (Sevilla) una agrupación de productores cosecheros de uva, tomates, melones, sandías, habichuelas, calabazas, pepinos, peros, damascos y demás frutos en general tanto de secano como de regadío, para la realización de obras de interés local, el cual se regirá además de por el reglamento aprobado por O. M. de Agricultura de 5 de julio de 1941, por las presentes ordenanzas. Así rezaba el Artículo 1º del Capítulo 1 (Generalidades) del Reglamento del Grupo Sindical de Colonización nº 2508 “Ntra. Sra. de Las Nieves” de Los Palacios y Villafranca (Sevilla).

30 de octubre de 1967. Foto: Searus.
Estatutos. Foto: Searus.


A continuación de las Genaralidades se desarrollaban los demás artículos y capítulos de la Sociedad Agraria constituida. Objetivos del grupo, los socios, régimen económico, fondo de reserva, dirección y administración del grupo, contabilidad y balance, disposiciones adicionales y transitorias, etc.
Los Estatutos del Grupo quedaron firmados por la Comisión Organizadora en Los Palacios, el 28 de julio de 1967. Siendo aprobados en Madrid por la Delegación Nacional de Sindicatos de F.E.T y de las J.O.N.S el 30 de octubre de 1967, firmados por Manuel Garro (El Jefe Nacional de la Obra).

Estatutos. Foto: Searus.

Estatutos. Foto: Searus.


La Cooperativa, por tanto, inició su actividad en el año 1967, siendo inicialmente un Grupo Sindical, para pasar posteriormente a ser una sociedad agrícola de transformación (SAT), a partir de la cual se fundó la actual Sociedad Cooperativa Andaluza, Cooperativa Nuestra Señora de Las Nieves de Los Palacios y Villafranca, hoy SDAD. COOP. ANDALUZA LAS NIEVES.

Imagen tomada de la web de la Cooperativa.


La creación de un grupo Sindical de la época, una Cooperativa independiente del mercado local existente en aquellos años (El Palanque) se debió a la necesidad de defender los productos del campo de una manera más eficaz y desde los propios agricultores, intentando eludir al mayor número de intermediarios (corredores) posibles, haciendo frente común a las especulaciones de éstos. Pero no todos los manchoneros ni productores del pueblo se unieron a la iniciativa, produciéndose un cierto “pique” y desencuentro entre los agricultores que se asociaron a la Cooperativa y los que se mantuvieron fieles al mercado municipal del Palenque. La idea, encabezada por un grupo de propietarios de grandes y medianas explotaciones (aunque pocos, ya que en Los Palacios y Villafranca las tierras de cultivo siempre han estado muy repartidas) a los que se unieron pequeños propietarios, supuso un cambio de mentalidad y forma de proceder de nuestros mayores. El Palenque, no obstante, continuó siendo el centro principal de recogida de los frutos del campo palaciego.


Las tradicionales ventas en las que los manchoneros llevaban su producto al mercado sin certeza de que el género fuese a ser vendido en el día, abrieron paso a las tradicionales “Listas”. En la Cooperativa se implantó la modalidad de recolectar un 10% de la producción declarada en la campaña, cada vez que el agricultor era nombrado en el reparto diario de la producción contratada para su venta real o estimada. Con la referida forma de reparto de producción diaria se pretendía no saturar los mercados y que el agricultor, entregada su carga, se desentendiese de su venta.

Cooperativa en 1977. Foto tomada de José M. Bernal Moguer

Cargando y descargando. BIM, 2004.


En 1984 se formaliza una alianza y unión entre la Cooperativa y el Palenque (EMPALSA) para proteger los intereses de los productores locales de uva. Se pretendió defender el precio del producto ante las continuas disputas y rivalidades que, en campañas anteriores, se sucedieron entre los comisionistas, que se hacían la guerra con nuestros productos, mientras que las pérdidas recaían en los agricultores, sin que se pudiese hacer nada para defender los precios en los mercados finales. Pero no todos los agricultores del pueblo se sumaron a la iniciativa, continuando la práctica de realizar entregas de los productos en lo que se denominó “mercado negro”, fuera de los dos centros principales de comercialización y a precios dictados por los comparadores, con lo que la competencia desleal siguió existiendo. Fue una primera iniciativa, un primer intento de Unión, más moral que otra cosa, de los agricultores palaciegos.

"Asentando uvas". Foto: BIM

A finales del año 2004 la Cooperativa amplió y diversificó su campo de tareas, abriéndose a nuevas actividades de servicios, tanto para sus socios como para el público en general. Consistió en la apertura de una tienda, que con el slogan “De agricultor al carrito de la compra”, comenzó a ofrecer además de los géneros producidos por los cooperativistas, otra numerosa variedad de frutas, verduras y demás artículos que cualquier gran superficie comercial pone al alcance de los consumidores.

Vista de parte de la entrada. Foto: Searus.

La iniciativa fue “milagrosa” para lograr el mantenimiento y supervivencia de los puestos de trabajo de los empleados de la Sociedad. Dada la situación de decadencia de los mercados finalistas, el valor o precio de los productos agrícolas y la competencia de otras empresas del sector, tanto de la localidad como del exterior, habían desencadenado una profunda crisis en la Cooperativa que hacían presagiar un despido masivo de empleados y un futuro incierto para la Sociedad fundada en 1967.

Foto tomada de la Web de la Cooperativa.
Foto: Cultareo
Foto tomada de la Web de la Cooperativa


La Cooperativa contó desde su fundación con prensas mecanizadas (lagar) y bodega propia,  “pisando” las uvas que no se lograban colocar en el mercado para consumo como fruta. En la actualidad, la bodega no sólo se dedica a la obtención de caldos, mostos procedentes del excedente de la uva de mesa, sino que se elaboran y embotellan diversas variedades de vinos. La marca “Señorío de las Nieves” tiene reconocida la denominación de “vino de la tierra”,  otorgada por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía. Podríamos destacar:

·        Vino blanco “Señorío de las Nieves”,  15º. Vino blanco de mesa, obtenido con la uva “Lairén”. Indicado para pescados, mariscos y comida mediterránea principalmente.
·        Vino de Licor “Mistela”, 15º. Obtenido con la variedad de uva “Moyar”. Ideal para aperitivos y postres.
·        Vino Negro Dulce, 8º. Obtenido con uvas de las variedades “Lairen” y “Moyar”. Ideal para aperitivos y postres.
·        Oloroso Dulce, 15º. Obtenido con uvas de las variedades “Lairen” y “Moyar”. Ideal para aperitivos
·        Vino Tinto “Señorío de las Nieves”, 12,5º. Obtenido con uvas de las variedades “Merlot” y “Syrach”.


Uvas de lagar. Foto: Searus.
Bodega. Foto: Cultareo.
Despacho de vinos. Foto: Cultareo.
Imagen de Turismo de Sevilla.

Foto: Searus.


Variedades de uva tradicionales del campo palaciego: Mollar, Lairén y Cardinal (francesa).

Uva mollar. Foto: Searus.
Uva layrén. Foto: José Manuel Bernal Moguer.
Uva farncesa (Cardinal). Foto: José Manuel Bernal Moguer.

En cuanto a hortalizas y verduras, la producción propia alcanza hasta 50 productos, destacando los tomates, calabacín blanco, pimiento, espárragos, etc.

En 2012 la Cooperativa obtiene la marca nacional colectiva “Tomate de Los Palacios” de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Para conseguir el referido distintivo “se integró en La Asociación de Productores de Tomate de Los Palacios y Villafranca, formada por el Ayuntamiento del municipio y las cooperativas Parque Norte, San Isidro-Maribáñez y la sociedad agraria Frupal. La iniciativa estuvo respaldada además por la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Los Palacios y por la Asociación de Hostelería de Sevilla, a través de su presidente honorífico, Juan Robles. Para Antonio Escalera, presidente de la Cooperativa Nuestra Señora de las Nieves, la marca “Tomate de Los Palacios” es "una forma de proteger nuestro producto y a productores de toda la vida, para que nadie use nuestro nombre sin que su producto sea de Los Palacios".

Foto: Diario de Sevilla.
En la Cooperativa. Fotograma de la Televisión Local Los Palacios.

En la caseta instalada en el recinto de la feria local la Sociedad organiza concursos donde se pone de manifiesto la generosidad de las tierras y el buen hacer de los agricultores del pueblo.


Concurso uva layren, año 2012. Foto: Searus.
Concruso uva francesa, año 2012. Foto: Searus.
Concurso sandías y calabaza, año 2012. Foto: Searus.

Depósito de agua y abrevadero usado en los primeros años de la construcción de la Cooperativa. La referida instalación se hacía necesaria para dar de beber a los animales, que en aquellos primeros años eran fundamentales y necesarios para el tiro de los carros o para portar sobre sus lomos las “angarillas” cargadas de géneros.

Año 2013. Foto: Searus.

Realizado el breve repaso a los 48 años de vida de la Cooperativa Nuestra Señora de Las Nieves, tenemos claro los méritos que han inducido a la Junta de Andalucía concederle la Bandera de Andalucía a nivel Provincial. Galardón que le será entregado el martes día 24 de febrero.
El sucinto trabajo recopilatorio y de documentación realizado no hace honor a tantos años de trabajo de los Cooperativistas y de la Sociedad Agraria, aunque si una primera aproximación a sus 48 años de historia. No obstante, esperamos que entre todos podamos construir la memoria fiel y completa de la Cooperativa Nuestra Señora de Los Nieves de Los Palacios y Villafranca.

M. Sánchez Martín. Asociación Cultural Searus, febrero de 2015.

BIBLIOGRFAFÍA

1.-Estatutos de Régimen Interior del Grupo Sindical de Colonización nº 2.508 “Nuestra Señora de las Nieves” de Los Palacios (Sevilla). Octubre de 1967.

2.-Las Nieves, Sociedad Cooperativa Analuza.

3.-La Unión del Palenque y la Cooperativa: Puerta del Futuro. B.I.N nº 6, 1984.

4.-Documentación del B.I.M facilitada por Jesús Tonono.

5.-DIARIO DE SEVILLA JUNIO DE 2012

6.-TURISMO SEVILLA, GUIA DE VINOS…

7.-Localizando exteriores. Cultareo.

Accidente de avión camino del "Alcornocal", el 27 de febrero de 1941, en Los Palacios y Villafranca.

En la margen izquierda de la cuneta o "semi-vallado" del camino del “Alcornocal”, antes de llegar al Canal del Bajo Guadalquivir, entre la maleza se levanta un monolito de granito en recuerdo a los militares, a las personas que perdieron la vida en el accidente del bombardero S.M–79–Sparviero ocurrido el 27 de febrero de 1941. Entre los tripulantes se encontraba un vecino del pueblo, el hijo de Rivas el cartero. La referida desgracia ocurrió en los terrenos del “Alcornocal”, cerca del conocido como “Pozo de la Cruz”, en el término municipal de Los Palacios y Villafranca.

Foto-1 de José Anrtonio Rivero Márquez.

Existen muy poco datos publicados en prensa sobre el suceso, quizás las autoridades no quisieron dar publicidad al incidente. No obstante, la versión oficial indica que un grupo de militares que realizaban maniobras de instrucción a bordo de un avión S.M-79 con base en Tablada sufrió un lamentable accidente, falleciendo sus 10 tripulantes.

Foto-2 de José Antonio Rivero Márquez.


 El Savoia-Marchetti S.M-79-Sparviero (“gavilán” en italiano) fue el bombardero italiano más importante de la II Guerra Mundial que participó también en la Guerra Civil Española. El ejército del aire español llegó a contar con 100 de estas aeronaves. Este avión tuvo gran protagonismo en muchas acciones de la Guerra Civil como por ejemplo en las Batallas de Belchite y Teruel. Sólo cinco de estos aviones fueron derribados en combate durante el conflicto bélico.  El trimotor, de sólida construcción y de particulares características fue desarrollado en 1934 con la finalidad de transporte rápido de pasajeros,  siendo transformado en un bombardero-torpedero, sus tres motores y su aviónica le proporcionaron el aprecio de sus tripulaciones. Era considerada, por tanto, como una aeronave  segura.

Foto-3: S.M-79. Foto: Ejército del Aire.

Foto-4: S.M-79. Foto: Ejército del Aire.

Al parecer, se sucedieron y unieron de forma negativa varios factores climatológicos adversos para que sucediera el fatal desenlace. Así, el temporal de viento del mes de febrero de 1941, tristemente conocido como temporal del 41, fue el más violento sufrido por nuestro país en todo el siglo XX, alcanzándose rachas de vientos que aún no han llegado a igualarse. Las ráfagas de viento, unido a la intensa niebla existente el día 27 de febrero de 1941 pudieron provocar el trágico accidente aéreo, estrellándose el avión S.M-79 en el paraje conocido como “El Alcornocal” en el término municipal de Los Palacios y Villafranca.

Foto-5 de José Antonio Rivero Márquez.

Foto-6 de José Antonio Rivero Márquez.


El monolito existente junto al camino del “Alcornocal” simplemente hace mención al incidente y a la fecha en la que se produjo. Allí, en ese lugar, truncaron sus esperanzas diez hombres, entre las que se encontraba un vecino de Los Palacios y Villafranca, el hijo de “Rivas el cartero”. En consideración a la memoria de dichas personas que dejaron camino del “Alcornocal” sus vidas, recordamos sus nombres y sus rangos: Los tenientes de aviación Arturo Tomé Taboada y César Sanz Ruano, el brigada Luís Aguayo Peinado, y los cabos Alejandro Fuertes Pérez, Manuel Rodríguez Páez, José Mª López Capilla, Félix Villoldo López, José Guerrero Ruiz y José Rivas Aquino, Miguel Cuenca García.

Foto-7 de José Antonio Rivero Márquez

Revista de historia aeronáutica. Año 1994, nº 12.


Julián Sorel Beyle comenta lo que le contaron a él sobre el suceso del accidente de avión, acaecido en el pueblo el 27 de febrero de 1941:

“Según me dijo, una persona ya fallecida, el día del accidente del avión había una niebla “apretá”. Esas fueron las palabras textuales del hombre que me contó lo sucedido y que en aquella fecha era un zagal de unos doce años y que cuidaba cochinos por aquella zona.
El avión cayó en el camino, entre las fincas propiedad de un señor que llamaban “El Ronco” y una mujer que se conocía por “Las gentes de Águeda”. La “estacá” de ésta última estaba sembrada de tomates por otra persona que llamaban “El Rubio la Minga”.
El suceso a punto estuvo de costar la vida a las personas que fueron las primeras en llegar al lugar del accidente. Ya que según me contó el referido señor, éstos aprovechando que no había nadie en el lugar, despojaron a los cadáveres de sus bienes personales: relojes, anillos de oro, cartera y dinero, etc. No pasó mucho tiempo hasta que se detuvieran a los autores, aunque el tema se tapó al ser devuelto los objetos sustraídos y tener los implicados buenos padrinos. En un primer momento parece ser que estuvieron a punto de ser fusilados, por traición a la patria.
A partir del incidente del robo, el avión estuvo custodiado las veinticuatro horas del día por policías militares del ejército del aire. La situación se mantuvo, al menos, seis meses, hasta que el fuselaje del avión fue retirado definitivamente.

No puedo afirmar que lo que cuento sea verdad, pero sí que así me lo contaron y que por aquellos años, ésta historia fue un rumor muy extendido entre todos los habitantes del pueblo”.



M. Sánchez Martín, febrero de 2015.


BIBLIOGRAFIA.
1.-Fotos 1, 2, 5, 6 y 7 de José Antonio Rivero Márquez.

2.-Paseando por caminos y veredas. El término de Los Palacios y Villafranca. Antonio Martín Begines.

2.-SAVOIA SM-79 -SPARVIERO- (B.1)

3.-Crónicas nerias de Xosé Manuel Lema.

4.-Victimas en AEROPLANO. Revista de historia aeronáutica. Año 1994. Nº 12

5.-Los temporales de viento en la Península Ibérica. Análisis meteorológico de la extraordinaria situación atmosférica de febrero de 1941. José Miguel Viñas Rubio (meteorólogo).