Chicharrones de Los Palacios y Villafranca.

Chicharrones de Los Palacios y Villafranca. Se corta en trozos pequeños la pella del cerdo y se pone en un perol hondo. La carne de la parte de la panza, papada del cerdo, etc., cortados en trozos pequeños y condimentados (sal, ajo, pimentón, laurel, etc.) se refríe hasta que estén hechos por fuera. Posteriormente se añade agua y se deja a fuego lento hasta que se gaste el agua (esto se hace para ablandar la carne). Una vez consumida el agua, la carne y la pella se refríen de nuevo, sin dejar de mover, hasta que la carne esté dorada. Se separan, se escurren y sacan con una espumadera los chicharrones de lo que queda, que es la pella (convertida en manteca blanca o “colorá”).


Chicharrones, foto A.C. Searus

Depósito de agua en el Cerro de la Atalaya.

Depósito de agua de Los Palacios y Villafranca, en el Cerro de la Atalaya, camino del Sargento Mayor. Sirvió para almacenar y abastecer de agua potable, hasta finales de los años 60 y principios de los 70, a algunas casas situadas en las calles céntricas del pueblo y varias fuentes  públicas localizadas en ciertas esquinas de la localidad. Aún permanece visible la caseta, en la margen derecha de la carretera de Utrera, donde estaban instalados los motores que bombeaban el agua desde los pozos hasta el referido depósito. Asociación Cultural Searus. Fotos: Francisco Amador Moguer. Patrimonio de Los Palacios y Villafranca. 

Foto: Francisco Amador Moguer, enero 2014


Foto: Francisco Amador Moguer, enero 2014


Foto: Francisco Amador Moguer, enero 2014


Foto: Francisco Amador Moguer, enero 2014


Foto: Francisco Amador Moguer, enero 2014


Un apunte de Faustino Caballero Olvera, el cilindro que hay en la parte superior del depósito es un vértice geodésico; es uno de los puntos en el que nos apoyamos los topógrafos para poder referenciar nuestros planos en coordenadas UTM.
Dichos puntos desde 1975 están protegidos por la Ley sobre Señales Geodésicas y Geofísicas.


Interior del depósito de aguas del Cerro de la Ayalaya...se aprecia una manifiesta dejadez, por las basuras acumuladas, no obstante, los muros aparentan estar en buen estado de conservación. Foto de Fernando Bejines Rodríguez.


Foto: Fernando Bejines Rodríguez, finales del 2013




Callejón del Cerro, Los Palacios y Villafranca.

Entrada y acceso  al callejón del Cerro, linde natural de uno de los edificios del antiguo palacio de “La Atalayuela” (Castillo Almudeyne). El “soberao” de la mencionada dependencia fue usado, durante años, como almacén de granos. Lugar con encanto en Los Palacios y Villafranca.

Foto de Manuel García


Foto A.C. Searus

Bar las Maravillas, Los Palacios y Villafranca.

Bar las Maravillas en Los Palacios y Villafranca. Situado en una de las esquinas de la calle Charco, intersección con la antigua travesía de la N-IV. Estuvo regentado por Currito Mayo hasta su fallecimiento.  Su terraza, situada en la azotea, fue un lugar muy visitado por las familias del pueblo los días de la feria local, cuando el recinto de las fiestas patronales se ubicaba en la plaza de España. Toreros y tonadilleras como Rocío Jurado, entre otros, visitaron en numerosas ocasiones el mencionado local, debido a la amistad que los unían con Currito. En el espacio que ocupase en el pasado el bar “Las Maravillas” se encuentra ubicada, en la actualidad, una oficina del Banco de Santander. Foto: Lemos. Lugar con historia en Los Palacios y Villafranca.

Avenida de Sevilla, foto de Lemos.


Plaza Virgen de la Soledad, Los Palacios y Villafranca

Plaza Virgen de la Soledad, en el inicio de la calle Duque de Arcos (antigua de “Los perros”). Espacio que acogió en los años 70 la única representación en el pueblo, que conozcamos, de la obra “El Mancebón de Los Palacios o Agraviar para alcanzar”. La puesta en escena corrió a cargo de un grupo de actores juveniles del colegio Andrés Bernáldez. La referida obra, escrita por el autor del Siglo de Oro Juan Vélez de Guevara fue editada en 1668, trascurre en nuestro pueblo y está basada en hechos y personajes reales.

Imagen tomada en mayo de 2013 por A.C. Searus


Imagen tomada en mayo de 2013 por A.C. Searus

Bar "Valencia", Los Palacios y Villafranca



Bar “Valencia” de Los Palacios y Villafranca, cerrado y derribado en el año 2008. Situado en la esquina de la calle charco (Blas Infante) en intersección con la travesía de la antigua Nacional IV, en el corazón de “Los Cuatro vientos”.  Edificado a principios del s. XX sobre “los pencales” del corral y adosado a los muros de la nave primitiva en la que desde el s. XVII estuvo asentada la “posada Galacho”. La mencionada posada fue parada obligada de arrieros e incluso de compañías completas de soldados españoles, franceses e ingleses en el s. XIX. Inspirado en “La otra historia” de Antonio Cruzado González. Lugar con encanto de Los Palacios y Villafranca, aunque perdido para siempre...

Imagen tomada en mayo de 2008


Imagen tomada en mayo de 2008

Bajo el cartel de chapa amarillenta, donde lucía el descolorido nombre del bar, se escondía el originario rótulo escrito y pintado sobre la pared encalada. 

Foto: María José Doña Oliveros
Foto: María José Doña Oliveros


Foto de Manuel Amador Castillo

Lourdes Ramos, mayo de 1984.

LOURDES RAMOS
Nota aclaratoria

En el número 17 de la revista SEARUS, mayo de 1984, se publica la poesía denominada “Las estrellas” de Lourdes Ramos.


            LAS ESTRELLAS

A vosotras, estrellas,
alzo el vuelo
de mi vista temerosa,
y el rayo luminoso,
de luz que enciende triste y dolorosa
las fúnebres horas
del difunto día,
ya huérfanas de su luz
de noche oscura.

         Lourdes Ramos