Roscos duros, dulce típico de Semana Santa.

Dulce típico y tradicional que la mayoría de las familias del pueblo realizaban de forma artesanal, en Semana Santa, hasta los años 70. En los días previos a las referidas fiestas se hacía la masa y se les daba forma a los roscos; en papel de “estraza” y colocados éstos en las denominadas “torteras” (bandejas de metal) se llevaban a las panaderías que en cada barrio había en aquellos años. Debido a la demanda que existía para usar los hornos de leña de las panaderías, se debía pedir cita con mucha antelación, acordando la hora y el día para hornear la masa de roscos duros. El “maestro pala” de cada panadería era el encargado de introducir las torteras en el horno, previamente marcadas con el nombre de sus dueñas, y sacarlas cuando consideraba que ya estaban suficientemente horneados los roscos.
Un ritual envolvía el día en el que se realizaban los roscos en las casas. Se hacían una gran cantidad, con la intención de que durasen antes, durante y largo tiempo después de Semana Santa. Los roscos, una vez fríos y bien empaquetados y guardados, duran bastante tiempo.


En Los Palacios y Villafranca aún se siguen haciendo casi de forma artesanal. La confitería Cristo de La Veracruz los distribuye por distintos despachos de venta de pan: Tienda de Carmen Cañiza (calle Jaén), panadería Ramos el “Alemán” (calle Samaniego), panadería “El Alemán” (frente a loterías Mateíto), pandería COPAN (calle Larra), etc.


Foto: Comer con poco.

INGREDIENTES:

Aceite de oliva, azúcar, huevos, harina, matalauva, canela, ajonjolí, ralladura de limón, anís, levadura:
Cantidad aproximada, porque cada "maestrillo tiene su librillo".


Foto: myTaste

PROCEDIMIENTO:

1.-Freímos aceite de oliva con una muñequilla de matalauva, añadimos también un trozo de la cáscara de un limón. Lo dejamos enfriar y lo colamos.
Matalauva

2.-Lavamos varios limones y los rallamos, sin llegar a lo blanco.

3.-En un recipiente batimos los huevos junto con el azúcar. Una vez que estén bien mezclados añadimos aceite y seguimos batiendo, hasta que todo esté bien ligado.
Foto: Con una pizca de cariño

4.-Añadimos la canela y el ajonjolí que previamente habremos tostado un poco en una sartén y removemos toda la masa, procurando que quede bien mezclado.
Foto: Un gato en mi cocina

5.-En este momento añadimos la harina, la levadura y comenzamos a amasar. Si es preciso podemos añadir un poco más de aceite. Cuando la masa no se pegue a las manos ni al fondo del lebrillo que estamos usando como recipiente para hacer la masa y consideremos que está maleable, habremos conseguido que la masa está en su punto.

6.-Una vez hecha la masa, le damos forma a los roscos y los colocamos sobre la bandeja del horno, que habremos cubierto con papel de aluminio. Con el horno a una temperatura de 200º los mantenemos dentro unos 20 minutos. Sabremos que están listos si se despegan fácilmente del papel de la bandeja. Los dejamos enfriar y ya están listos para ser degustados.
Foto: Confitería Cristo de la Vera Cruz

2 comentarios: