2 de febrero de 1954, nevada en Los Palacios y Villafranca.

Sobre las siete de la tarde del 2 de febrero de 1954 comenzaron a caer los primeros copos de nieve sobre las calles de Los Palacios y Villafranca. El acontecimiento se tornó en espectáculo cuando por la mañana, a la luz del día, nuestros vecinos se toparon al abrir sus puertas con un manto blanco y espeso de nieve que cubría los tejados y las calles del Pueblo. Recordemos, para hacernos una idea de la situación, que en aquella época las calles eran de arena y la mayoría de los tejados de pasto. El acontecimiento desconocido por estas latitudes hizo las delicias de los más pequeños y trajo consigo un mal año para las cosechas: olivos, vides y árboles frutales tronchados y ramas desgajadas por el peso de la nieve. No se cumplió el refrán “año de nieves, año de bienes”.
La fabulosa nevada de aquel 2 de febrero de 1954 también afectó a capitales como Sevilla, Cádiz, Huelva, Málaga y localidades del sur de Portugal, como Lagos y Faro. Aunque la nieve resulta un fenómeno meteorológico raro por estos lares, a lo largo del tiempo y de la historia se han sucedido acontecimientos en los que ha hecho acto de presencia por nuestras tierras. En la ciudad de Sevilla hay constancia de que se han producido nevadas de consideración el día 6 de Enero de 1505, el 3 de enero de 1622, el 1 de enero de 1694, el 22 de febrero de 1905, el 24 de marzo de 1905 y el 2 de febrero de 1954. En el mencionado día 2 de febrero de 1954, en Sevilla capital, se produjo la nevada con una temperatura mínima de -4.4ºC, siendo -1.6ºC en el día anterior y manteniéndose las mínimas bajo cero durante siete días consecutivos. Se recogieron 15 litros/m2 de agua , que equivale a unos 15 centímetros de espesor de nieve en polvo, lo que hubiera significado actualmente un «nivel naranja» según el sistema de alertas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los datos anteriores podríamos extrapolarlos a Los Palacios y Villafranca, sin descartar  tampoco que en nuestro pueblo se produjeran nevadas en las remotas fechas apuntadas. 


Pepi y Conchita, tías de Conchi Begines, en su casa de la Calle Real. Foto de Conchi Begines.

Familia de Mayo-Troncoso. Foto publicada en nº 9 de la Revista BIM, año 1985


Familia Mayo-Troncoso.


Familia Ramos-González. Foto publicada en nº 9 de la Revista BIM, año 1985


Plaza de España, cubierta de nieve. Se aprecia una señal indicando la prohibición del paso de vehículos, ya que en aquellos años la mencionada vía no era peatonal.

Plaza de España. Foto: Retratos del Pueblo, Volumen-1

Calle Charco, actual Blas Infante. A la derecha se puede ver atrapada en la nieve una “galera”,  especie de carromato con puntales de madera y mallas en los laterales, recubriendo el  perímetro, haciendo de baldas. Estos vehículos de madera y tracción animal se usaban para el transporte de hierba, forraje, etc.


Calle Blas Infante (Charco). Foto: Retratos del Pueblo, Volumen-1



Documentación: Asociación Cultural Searus y Jesús Tonono. Foto de Conchi Begines, en la que aparecen dos de sus tías el 3 de febrero de 1954. 

Fotos publicadas en el nº 9 de la Revista Boletín de Información Municipal, publicado en 1985 (BIM) y fotos publicadas en Retratos del Pueblo Volumen I, tomadas de internet y retocadas por A.C. Searus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario